Termina un gran mes de Tishrei en el que juntos pudimos crear historia y tomar acción, pese al Coronavirus

El comienzo de este 5781 nos encontró, aun frente al desafío del aislamiento social, celebrando juntos sin dejar de cuidarnos entre todos ni de respetar las medidas oficiales de prevención. Las fiestas nos permitieron renovarnos, redescubrirnos, unirnos y energizarnos. El éxito de las propuestas de Jabad Argentina nos llena de orgullo y alegría, y nos señala un camino donde cada uno se enriquece buscando nuevas maneras y haciendo cosas por primera vez. Como aprendimos del ejemplo del Rebe Menajem Mendel Schneerson, ninguna situación nos limita y tenemos que pensar, por nosotros y por los demás, en cómo seguir adelante.
 
 

Cerca de 15 mil personas se registraron para escuchar el shofar en espacios públicos el domingo 20 de septiembre, y casi 12 mil familias recibieron su Kit para celebrar Iamim Noraim en cada casa. Por la inmensa convocatoria de Rosh Hashaná, Jabad organizó para el cierre de Iom Kipur un momento especial en el que se unieron las plegarias de miles de judíos en todo el país..

Para Sucot estuvieron disponibles en la Ciudad de Buenos Aires 7 sucot móviles recorriendo las calles y recibiendo a quienes se acercaron para bendecir la sucá y las 4 especies, además de una sucá fija ubicada en Distrito Arcos, y un camión de Simjat Beit Hashoeva Beiajad  que pasó por cada barrio llevando música y bailes para que todos pudieran unirse desde balcones y veredas. Hubo también 38 sucot de Jabad en toda la Argentina en las que festejar y hacer la brajá con el lulav y el etrog.

Gracias a todos los que se unieron a estas experiencias organizadas por los departamentos de Actividades y Medios de Jabad Argentina, y los rabinos de los Batei Jabad del país, bajo la dirección del Rabino Tzvi Grunblatt. Las fiestas de este Tishrei tan particular ya hicieron historia, marcando que si queremos, podemos sumarnos y ponernos en acción. Con tapabocas, con distanciamiento social, en grupos reducidos, pero con la emoción de los jaguim intacta y toda la alegría de nuestras tradiciones, sabiendo que los días bien intencionados impactarán en este nuevo año que comenzamos.

Notas recomendadas